Los mejores juegos de Star Wars que no puedes dejar de jugar

Los mejores juegos de Star Wars que no puedes dejar de jugar

Se conmemoro el Día de Star Wars, por un juego de palabras. La expresión “May the fourth”, en español, cuatro de mayo”, suena similar a la famosa frase de Star Wars “May the force be with you” (“Que la fuerza te acompañe”).

Por eso, te dejamos el listado de cinco juegos esenciales de la franquicia que tenés que jugar, aunque sea una vez, sin un orden en particular.

Que la fuerza te acompañe: los mejores memes para celebrar el Día de Star Wars

Star Wars: Battlefront 2 de Pandemic Studios y Lucasfilms

No confundir con la versión más moderna. El FPS/TPS (disparos en primera o tercera persona) original llevaba al jugador a recorrer algunas de las batallas claves de la historia de la franquicia, desde la perspectiva de la Legion 501 de Tropas de Asalto de Élite de Darth Vader.

Pero, además, también se puede jugar como un jedi, volar distintas naves espaciales, y convertirse en el factor que cambie la guerra, para un lado o el otro.

Star Wars Knights of the Old Republic de LucasArts

Uno de los mejores RPGs de la historia. La última esperanza de la Orden Jedi está en manos del jugador. Pero él puede decidir si será un héroe y salvará a la república o sucumbirá al lado oscuro, en una historia plagada de personajes interesantes y únicos.

Star Wars: Republic Commando de LucasArts

Otro FPS (disparos en primera persona) con un gran contenido táctico. El jugador controla un personaje, pero da órdenes a otros dos que deben enfrentar la Guerra de los Clones defendiendo a la República, hasta que llega la fatídica Orden 66.

Star Wars Jedi: Fallen Order de Respawn y Electronic Arts

Cal Kestis es un padawan que sobrevivió a la Orden 66 y ahora está escondido en el universo, intentando pasar desapercibido. Sin embargo, una situación lo delata y debe escapar de los inquisidores y terminar su entrenamiento antes de que sea demasiado tarde.

Star Wars: X-Wing de LucasArts

Allá por 1994, el lanzamiento de un simulador de combate aéreo ambientado en el universo Star Wars nos voló la cabeza a todos. La posibilidad de pilotear las distintas naves rebeldes era única y, más, cuando también pudimos unirnos al lado oscuro.