Israel declara el estado guerra tras el ataque del grupo terrorista de Hamas por tierra y aire donde mataron e hirieron a muchos Israelitas civiles

Israel declara el estado guerra tras el ataque del grupo terrorista de Hamas por tierra y aire donde mataron e hirieron a muchos Israelitas civiles

Los servicios de rescate israelíes confirman que, al menos, 22 personas han muerto por disparos tras la ofensiva. Hamás reivindica el lanzamiento de más de 5.000 cohetes. El primer ministro israelí, Bejamín Netanayahu, ha respondido ya con bombardeos a lo que considera una "declaración de guerra" y advertido que Hamás pagará un precio "sin precedentes".

El grupo terrorista Hamas lanzó un ataque sorpresa contra Israel desde la Franja de Gaza con ofensivas aéreas e incursiones militares dejando un saldo de 22 muertos y más de 500 heridos. El Estado israelí se declaró en “estado de guerra”.

Fuentes de seguridad israelíes apuntaron que el grupo terrorista habría iniciado un enfrentamiento a tiros con las fuerzas israelíes en la ciudad de Sderot, en el sur del país. Esto tuvo lugar en medio de una andanada de proyectiles de Hamas sobre poblaciones israelíes que comenzó a media mañana en ciudades como Jerusalén, Tel Aviv y Beersheba.

“En la última hora, la organización terrorista Hamás inició un lanzamiento masivo de cohetes” y “los terroristas se infiltraron en territorio israelí en varios lugares”, indicó el Ejército, que ordenó a “los civiles de la zona central y sur a permanecer en los refugios”.

El jefe del Estado Mayor del Ejército indicó que “está evaluando la situación y aprueba planes para la continuación de la actividad del Ejército”. Por su parte, el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, expresó en redes sociales que “Hamas cometió un grave error y cargará con las consecuencias. Todos los ciudadanos israelíes respaldan a las FDI y a las fuerzas de seguridad, y el gobierno cuenta con pleno respaldo para cobrar un alto precio por cualquier acción decidida y responsable”.

Entretanto, el comandante militar de Hamas, Mohamed Deif, emitió una declaración considerando los ataques e infiltración de milicianos a Israel como “el día de la gran revolución”.

Las Brigadas de Al Qasam, el brazo armado de los terroristas confirmaron este sábado que lanzaron más de 5.000 cohetes desde Gaza a Israel, y que tienen secuestrados los cuerpos de decenas de soldados israelíes muertos en enfrentamientos en la frontera, y de al menos uno vivo.

El comandante del grupo armado, Mohamed Deif, anunció el lanzamiento de la operación “Tormenta de Al Aqsa, “una batalla que se ha abierto con el lanzamiento de más de 5.000 cohetes hacia el corazón de Tel Aviv”, indicó.