WhatsApp : Jorge Litvin, abogado especialista en cibercrimen y autor del libro Hackeados explica el cambio de esta red social

WhatsApp :  Jorge Litvin, abogado especialista en cibercrimen y autor del libro Hackeados explica el cambio de esta red social

Acerca de WhatsApp y su “nueva” política de privacidad,explicado por un experto en ciberdelito de la forma mas facil de entender.

Había una vez un niño llamado WhatsApp que en el 2014 fue adoptado (comprado) por Papá Mark. Sus otros hijos son nada menos que Facebook e Instagram. Como todos viven en el mismo hogar lo que se entera uno lo saben también los demás.

Mark permite jugar con sus nenes sin cobrar, bueno, sin cobrar dinero, pero que no te quepan dudas de que la diversión se paga. ¿En qué moneda? En data. ¿Qué data? En la política de privacidad dice puntillosamente a cuál se accede y para qué se la puede usar, es ese contrato que “firmaste” y aceptaste después de leerlo ¿NOESVERDÁ? Bueno bueno, puede pasar, ahí va:

Modelo de celular, sistema operativo y la red a la que te conectás (Personal, Claro, Movistar). Huso horario, código de área y dirección IP que usás (para geolocalizar). Registro de uso, pagos o cualquier transacción que realizás. Info personal (descripción, foto que usás y actualizaciones de estado que posteás). La info de los contactos con los que interactúas.

Relajá, no incluye tus chats, las fotos, audios y videos que envías. Eso sigue con cifrado de extremo a extremo (solo remitente y destinatario pueden descifrar), esa gota de la frente ya la podés secar.

¿Para qué la quieren? Para muchas cosas, pero fundamentalmente para algo que se conoce como “perfilamiento digital”. Te conocen mejor que vos mismo, lo que les permite venderte lo que saben que probablemente vas a comprar.

Como cuando likeas una imagen de una playa en Instagram, entrás a Facebook y te aparece una oferta de aéreos para vacacionar, “oh, una señal mística del destino” pensás… no mi ciela, es Mark. En resumen: Es una forma muy efectiva y redituable de hacer publicidad.

Nada nuevo hasta acá ¿cuál es la novedad? Antes era optativo compartir los datos de Whatsapp (para “mejorar la experiencia del usuario” y ese verso espectacular), ahora se te va a “obligar”, caso contrario chau tu cuenta de WP. Puede o no gustar, pero también se puede o no aceptar.

Esto no significa que haya que desinstalar WhatsApp, mucho menos si la usás con un fin laboral (cuentas business en especial). Acá no se demoniza ninguna tecnología ni app, solo se trata de explicar para que cada uno tome la mejor decisión personal. ¿Alternativas? Signal y Telegram.

Yo uso Signal cuando quiero intercambiar información, imágenes o audios que quiero resguardar. Prefiero telegram para grupos académicos o del ámbito laboral y para mis amistades continúo usando whatsapp. Significa que eso es lo que está bien? No, es personal.

¿Si en el apuro acepté y quiero volver atrás? Configuración, cuenta, eliminar cuenta. Desinstalar la app y listo.

¿Si cerré la notificación y no acepté pero lo quiero hacer? Tranqui, va a volver a aparecer.