(video) Sicarios ejecutaron a tres personas en Entre Rios

Aparecio el video del impactante triple homicidio ocurrido hace unos dias en horas de la siesta, alrededor de las 15, en calle Las Camelias, entre Ovidio Lagos y Mihura, de la Ciudad de Paraná en Entre Rios.

Laureano Morales, de 20 años; Germán Herlein, de 32; y Cristian Barreto, de 43 años, cayeron ultimados en medio de una andanada de disparos de una o varias armas. Vecinos de la zona de Villa Uranga , en calle Las Camelias, entre Ovidio Lagos y Mihura, de la ciudad de Paraná, sostuvieron que escucharon más de 20 disparos.

Las imágenes que se conocieron son un gran aporte para la investigación de los tres homicidios del domingo 15 de noviembre en la capital entrerriana.

El video muestra a dos sujetos a bordo de una moto y con cascos colocados, llega hasta la vivienda de «Los Teros», uno de ellos, comienza a disparar antes de descender de la moto, según se puede observar en las imágenes. Dos sujetos caen heridos en el lugar, mientras que otros dos, huyen en sentido contrario al que había llegado la moto.

los motociclistas, que según trascendió de fuentes policiales, serían «sicarios», hieren de muerte a la tercera víctima,en una esquina mientras que Víctor Barreto, logró escapar de los balazos.

Los investigadores ubicaron al menos seis vainas calibre 9 milímetros y ahora rastrean a un automóvil particular Vento, de color negro, que se cree también podría estar involucrado en el sangriento hecho.

En el lugar las actuaciones son dirigidas por el fiscal Martín Wasinger, quien cuenta con el apoyo profesional de la División de Homicidios, pero también de los técnicos de Criminalística y demás personal Policial interviniente.

Por el momento, la hipótesis más robusta es que Morales, Herlein y Barreto estaban en la vereda del frente de la casa de este último, cuando se acercó una moto y les disparó. Cuando caen al suelo, fueron rematados con un tiro en la cabeza. Este hecho, para los investigadores “sería toda una firma” propia de los sicarios, más precisamente los vinculados con el narcotráfico.

La cuarta persona (Victor Barreto) se salvó casi de milagros, porque pudo trepar a un tapial y huir de la escena. Cruzó corriendo la calle e ingresó en un baldío sin tapial, pero con mucho pasto alto. Se tiró cuerpo a tierra y el de la moto si bien le disparó, creyó que como estaba en esa posición había fallecido y continuó su despliegue de sangre por calle Ovidio Lagos, donde último a Cristian Walter Barreto.

Barreto vivía en el Nordelta de Tigre, Provincia de Buenos Aires y solía llegar hasta Paraná los fines de semana. Por eso nadie duda que hubo una entrega. Hay que tener en cuenta que en el frente de la casa de los Barreto predomina un portón ciego. Ellos salieron a la vereda por algún pretexto y se ubicaron a la sombra de un árbol. Alguien avisó que estaban afuera, como tantas veces, y el sicario arriba de la moto se acercó y comenzó los dispararon que ultimaron a estas tres personas. Ahora el dato que están detrás los investigadores, además de la moto de color rojo, es el Vento de color negro.