SANTIAGO DEL ESTERO : Desbaratan banda que falsificaban champagne Dom Perignon y vendian a todo el pais a traves de Mercado Libre

SANTIAGO DEL ESTERO : Desbaratan banda que falsificaban champagne Dom Perignon y vendian a todo el pais a traves de Mercado Libre

Las averiguaciones comenzó con la denuncia que realizó una abogada -representante legal- de la firma internacional Moet Hennessy (MHCS) al advertir que a través de Mercado Libre, desde Santiago del Estero vendían la supuesta bebida cuya representación y comercialización es de su propiedad.

El fiscal federal Pedro Simón de la provincia solicitó que la Policía Federal iniciara las averiguaciones. La investigación de los efectivos se realizó a través de la plataforma virtual de Mercado Libre donde se estableció que el champagne apócrifo salía de Santiago del Estero.

Los investigadores solicitaron informes en la mencionada plataforma, en Rentas de la provinciaAndreani Correo Argentino, desde donde no solo lograron obtener datos del supuesto vendedor sino que además hallaron paquetes que estaban listos para ser enviados.

Con esas evidencias la Justicia ordenó durante la jornada de ayer que se realizaran tres allanamientos en domicilios que estarían ligados con el supuesto falsificador, de apellido Pereyra. Así fue como los efectivos arribaron a una casa del Barrio Campo Contreras, a una pizzería -ubicada frente a la plaza Libertad- y a otro comercio de calle Libertad al 900.

Los uniformados requisaron cada uno de los domicilios donde se secuestró documentación de las ventas ilegales. En la casa de Pereyra se encontraron cajas del champagne listas para su comercialización vía correo; además de gran cantidad de botellas, con los stickers similares a la marca original.

Además había importante número de láminas autoadhesivas con stickers de frente, reverso, moño, indicación de fabricación y embotellamiento, de la firma denunciante. También hallaron stickers ya recortados; corchos; alambres sostén de corchos; computadoras; pendrives y los sellos con tinta dorada para el lacrado de la botella. Cajas de madera y de cartón, usadas para la presentación de la bebida.

Todos los bienes hallados vinculados con la investigación fueron secuestrados y trasladados a la base de la Policía Federal, que bajo las órdenes del Dr. Simón, continúan con las averiguaciones. Cabe aclarar que por el momento en la causa no hay personas detenidas. Según se supo, a la pareja involucrada se la identificó y se le formularon los cargos procesales en su contra.

Los investigadores determinaron -a través de información obtenida por Mercado Libre- que la venta del champagne se hacía por medio de una empresa llamada Las Torres SRL.

La Policía Federal estableció que dicha firma no existe ya que no está inscripta en la AFIP, ni en el Registro Público del Comercio, así como tampoco en Rentas de la provincia. Otro dato llamativo era el precio de la bebida. En la publicación que realizaban a través de Mercado Libre indicaban que el precio de la botella oscilaba los 4 mil pesos, cuando la marca original se vende de $15 mil en adelante.

Según las averiguaciones que realizó la Policía Federal, la maniobra delictiva constaba en comprar -a muy bajo precio- botellas de champagne con características similares a las de Dom Perignon. Luego esas botellas debían ser limpiadas y una vez que se les quitaba la marca original se les colocaban todos los stickers del mencionado champagne y se las llenaba con otro de menor valor, sin dejar escapar el más mínimo detalle. Las etiquetas tenían distintos años de cosecha y variaban desde el año 1992 hasta el 2006. Cabe remarcar que los más añejos eran más costosos.

La Fiscalía Federal imputó a los supuestos autores del fraude por infracción a la Ley 22362, artículo 31 inciso B, la cual sostiene que: “Será reprimido con prisión de tres (3) meses a dos (2) años pudiendo aplicarse además una multa de un millón ($ 1.000.000) a ciento cincuenta millones de pesos ($ 150.000.000) el que use una marca registrada o una designación falsificada, fraudulentamente imitada o perteneciente a un tercero sin su autorización”.