RECOMENDACIONES PARA PACIENTES COVID-19 DADOS DE ALTA: SEGUIMIENTO CLÍNICO Y CHEQUEOS EN CASO DE SER NECESARIOS

 RECOMENDACIONES PARA PACIENTES COVID-19 DADOS DE ALTA: SEGUIMIENTO CLÍNICO Y CHEQUEOS EN CASO DE SER NECESARIOS

El Ministerio de Salud Pública recomienda que las personas que reciben el alta médica lleven a cabo un seguimiento clínico mediante un profesional de la salud, y se realicen chequeos y/o controles posteriores, en caso de ser necesarios. Además del daño a los pulmones, el COVID-19 puede afectar al corazón, los riñones, el intestino, el sistema vascular e incluso el cerebro. Cada vez hay más evidencia científica sobre las secuelas que puede dejar el SARS-CoV-2 en aquellas personas que hayan estado expuestas al virus. 

Mientras la comunidad científica internacional busca una vacuna efectiva contra el virus, los médicos tratan de entender las consecuencias a mediano y largo plazo que puede provocar el COVID-19 en aquellas personas que tuvieron la enfermedad, ya sea en pacientes graves, moderados, leves e incluso en casos asintomáticos.

En base a estudios publicados en los últimos meses y a la observación clínica de profesionales que están en la primera línea de la pandemia se pueden identificar posibles secuelas de la enfermedad. No obstante, en este momento es imposible determinar si esas posibles secuelas identificadas son temporales o permanentes.

Enfermedad sistémica heterogénea

Según el último informe epidemiológico del Ministerio de Salud Pública, un total de 6.550 pacientes se han recuperado en el Chaco. Nelson Sánchez es el responsable de la coordinación de la Unidad COVID-19 del Hospital Julio C. Perrando y se refirió al seguimiento clínico, los controles y chequeos que deben realizar aquellas personas que tuvieron coronavirus.

“Es un virus que provoca una enfermedad heterogénea y que puede afectar a múltiples órganos, la parte más comprometida es la respiratoria y también es la de mayores secuelas”, aclaró.

La principal recomendación para aquellos pacientes dados de alta es que se hagan un seguimiento desde el punto de vista respiratorio, estudios como radiografías, tomografías y estudios funcionales respiratorios para tener una evaluación. “Se trata de tener un médico de cabecera que vaya haciendo un seguimiento clínico inicial, durante el primer mes de manera más estricta, y luego, si persiste algún síntoma, considerar la posibilidad de hacer alguno de los estudios antes mencionados”, explicó en una entrevista con Radio Libertad.

Además al tratarse de una enfermedad heterogénea, hay que ver qué otros órganos pudo haber afectado el COVID-19. “Hay algunos pacientes que han requerido diálisis durante su internación, por eso hay que hacer un control y seguimiento renal con algún nefrólogo, hay pacientes que tienen secuelas cardiológicas y quienes tienen secuelas neurológicas. Ese grado de afectación es variable, no se puede generalizar”, sostuvo el referente de la Unidad COVID-19 del Hospital Perrando.

También se vieron molestias en la zona muscular de los miembros superiores e inferiores. Cansancio y dificultad respiratoria, fibrosis pulmonar son algunas de las secuelas más identificadas según los estudios científicos que van desarrollándose. Existen casos en los que se registra pérdida de fuerza muscular y también el virus puede afectar al corazón, los riñones, el intestino, el sistema vascular e incluso el cerebro. Por estas razones profesionales de la salud afirman que el COVID-19 es una enfermedad sistémica, y no solo una enfermedad respiratoria.

“Por todas estas razones, es importantísimo el control posterior porque el grado de repercusión en nuestro organismo es muy alto, hay áreas del sistema pulmonar, cerebral e inclusive del sistema inmunológico que uno desconoce que va a afectar y termina repercutiendo posteriormente; por eso es importante hacer un seguimiento posterior al alta”, remarcó Sánchez.

Dado el reciente impacto de la pandemia es imposible determinar si las posibles secuelas identificadas son temporales o permanentes como descartar secuelas en pacientes leves o asintomáticos. “También se ha visto repercusión en pacientes asintomáticos, en controles posteriores de radiografías o tomografías se ve una afectación pulmonar”, indicó.

Consultorios externos

Aquellos pacientes que necesiten hacerse algún tipo de control posterior al alta por COVID-19 deben dirigirse al sector de consultorios externos del Hospital Perrando donde está dispuesto un servicio de neumonología que hace el seguimiento de pacientes y también están disponibles las áreas de neurología, nefrología, u otras áreas que se requieran según cada caso.

Por último reiteró la importancia de cumplir con las medidas de prevención del virus: distanciamiento social, uso de barbijos y tapabocas, lavado frecuente de manos. “Lo más importante es siempre prevenir el virus, y tratar de evitar el contagio con las medidas de bioseguridad que son básicas y todos conocemos”, concluyó.