Racing mostró el oficio de campeón en su victoria ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro

Racing mostró el oficio de campeón en su victoria ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro

Racing, vigente campeón de la Superliga, con oficio e inteligencia se quedó con victoria y el clásico al vencer a un anárquico San Lorenzo por 1 a 0, en el Nuevo Gasómetro, por la vigesimaprimera fecha.
El defensor Mauricio Martínez, de cabeza a los 29 minutos de la primera parte, hizo la diferencia en un partido que devolvió transitoriamente a su equipo a puestos de clasificación para la Copa Libertadores 2021.
San Lorenzo perdió por segunda vez consecutiva y complicó la situación de su entrenador Diego Monarriz, quien vivió una semana particular después de su pelea con los hermanos Ángel y Óscar Romero en la derrota con Talleres en Córdoba. 
El ciclón, reprobado por su público, permanece en el décimo puesto con 30 unidades -último de acceso a la Copa Sudamericana- pero podría caer hasta cuatro lugares de acuerdo con los resultados de los partidos que restan por jugarse.
Racing jugó de menor a mayor en el primer tiempo: después de un comienzo con el protagonismo cedido al rival, destrabó el partido con una pelota parada -bien ejecutada por Walter Montoya y capitalizada por Martínez- y luego justificó la ventaja ante un San Lorenzo que perdió la línea.
El equipo de Sebastián Beccacece pobló mejor la mitad de la cancha e impuso su juego con la inteligencia del chileno Marcelo Díaz -pivote en ese sector-, y la claridad Matías Rojas, que se movió libremente por el centro y la izquierda.
De ese modo, y especialmente tras la apertura del marcador, la academia puso en relieve la lentitud y la inseguridad de la última línea de San Lorenzo, compuesta por cinco defensores pero con sus laterales adelantados con la intención de darle amplitud a su ofensiva.
El local transitó el camino inverso en la parte inicial porque amagó con hacerse dueño del juego pero mostró muy poca agresividad y ya en desventaja fue un equipo descontrolado.
En completo desorden, San Lorenzo buscó de manera estéril la igualdad hasta el minuto final, pero no logró vulnerar a un academia que apostó a la contra.