La tasa confirmó el rebote y el dólar, esta vez, acompañó la suba del riesgo país

La tasa confirmó el rebote y el dólar, esta vez, acompañó la suba del riesgo país
La tasa confirmó el rebote y el dólar, esta vez, acompañó la suba del riesgo país
La tasa confirmó el rebote y el dólar, esta vez, acompañó la suba del riesgo país

El proceso de lento pero sostenido ajuste a la baja que venía mostrando la tasa de interés de referencia para la economía confirmó ayer que "entró en pausa", al trepar por segunda jornada consecutiva y quedar al 59,23% anual en promedio. En tanto, el dólar rebotó 0,65% en promedio, siguiendo la tendencia que mostró en el resto de las plazas de la región y del mundo.

Se trata de un nivel de tasa 7 puntos superior al del viernes y 22 puntos más alto que el mínimo de 59,01% anual del jueves, es decir, dos días después de que el Banco Central (BCRA) le quitó la garantía de un piso del 60%, establecido antes de lanzar el último plan para desalentar la dolarización y frenar, a la vez, la amenaza de espiral inflacionaria.

Pero a la vez el actual nivel está 14,29 puntos debajo del máximo de 73,52% de hace 2 meses y a 1,57% puntos del nivel de 60,8% con que cerró noviembre.

El rebote se produce al mostrar los bancos un menor interés en renovar sus letras de liquidez (Leliq), en medio del pico estacional de demanda de dinero que se registra en diciembre, al enfrentar las empresas y el sector público desembolsos extras vinculados con el pago de aguinaldos, bonus salariales o adelantos vacacionales.

Pero es acotado porque, para acompañar esa demanda, el BCRA viene haciendo desde hace tres días renovaciones parciales de la deuda que vence en esos títulos de corto plazo (se emiten a apenas 7 días), con lo que inyectó al mercado casi $84.000 millones en ese lapso (incluyendo los casi $40.000 millones de ayer), a la vez que dosificó el rebote alcista de la tasa. Así busca evitar que se repitan situaciones de volatilidad.

"Hay un ajuste estacional de la base monetaria que estaba previsto, y buscamos acompañar para que no genere una situación de estrés. De allí que es probable que lo visto en las últimas jornadas se prolongue incluso por algunas más", explican en el BCRA.

El rebote estaba en buena medida descontado por los analistas y operadores, tomando en cuenta el condicionamiento que supone el salto estacional en la demanda de pesos. Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la tasa se mantendría cerca del 60% aun cuando el BCRA le quitara el piso.

"Hoy el ritmo de la tasa lo fijan los bancos en función de su necesidad de liquidez. Ya se nota algún repunte en el crédito a empresas, básicamente en adelantos", explicaron en la consultora EconViews.

El dólar, por su parte, subió de $37,40 a $37,66 para la venta mayorista (luego de haber tocado $38 promediando la jornada) y de $38,31 a $38,75 para la minorista, lo que supone aumentos del 0,65 al 1%, según el segmento de mercado que se considere.

De esta manera, la plaza cambiaria local volvió a acompañar la tendencia a la devaluación que mostraron casi todas las monedas contra el dólar, en otra jornada en la que se hizo notar la aversión al riesgo. Ese contexto se dejó ver, además, en las nuevas bajas de hasta un dólar que registraron las cotizaciones de los principales bonos de la deuda argentina en el exterior, lo que empujó la tasa de riesgo país por encima de los 750 puntos, acercándola cada vez más al máximo de 782 de la era Macri, alcanzado a comienzos de septiembre.

A su vez, las reservas del BCRA quedaron en US$49.844 millones, tras otra baja de US$206 millones en el día, que llega a US$1338 millones en el mes.