Guillermo Barros Schelotto fue despedido junto a todo su cuerpo técnico de Los Ángeles Galaxy

Guillermo Barros Schelotto fue despedido junto a todo su cuerpo técnico de Los Ángeles Galaxy

Los Angeles Galaxy de la liga de fútbol norteamericana (MLS) anunció este jueves la destitución del entrenador argentino Guillermo Barros Schelotto por los malos resultados.

"El club ha destituido a Guillermo Barros Schelotto de su cargo como director técnico, con efecto inmediato", dijo el equipo angelino en un comunicado. 

El Galaxy, el equipo con más títulos de la MLS, se encuentra en una profunda crisis de resultados que le mantiene en el último lugar de la conferencia Oeste, con pocas posibilidades de clasificar a los playoffs. 

En lo que va de temporada, el equipo apenas ha sumado cinco victorias, 11 derrotas y tres empates.

"Basándonos en los resultados, hemos decidido ir en una dirección diferente”, dijo el gerente general, Dennis te Kloese. "El LA Galaxy es un club que se basa en ganar en la cancha y ser representativo de la mentalidad de campeones que se espera de los equipos de la ciudad de Los Ángeles". 

Barros Schelotto, exjugador y entrenador de Boca Juniors, llevaba desde febrero de 2019 al frente del Galaxy, club que tiene como figuras a los mexicanos Javier 'Chicharito' Hernández y Jonathan dos Santos.

El resto del cuerpo técnico, del que forma parte el exjugador y hermano del entrenador Gustavo Barros Schelotto, también ha sido destituido.

El estadounidense Dominic Kinnear se hará cargo del equipo interinamente durante los tres partidos restantes de la temporada regular, en los que el Galaxy necesita sumar triunfos para tener opciones de avanzar a los playoffs.

La destitución se produce menos de 24 horas después de la goleada 5-2 sufrida el miércoles por el Galaxy ante el Portland Timbers.

'Chicharito' Hernández, otra figura muy cuestionada en los Galaxy, fue baja el miércoles por segundo partido consecutivo por lesión y no pudo mejorar su decepcionante rendimiento en su temporada de debut en la MLS, en la que apenas suma un gol en 10 partidos.