"Fue el retiro soñado con un gran partido de Vélez", valoró Fabián Cubero en su despedida del fútbol

"Fue el retiro soñado con un gran partido de Vélez", valoró Fabián Cubero en su despedida del fútbol

El defensor de Vélez Sarsfield Fabián Alberto Cubero, en su despedida del fútbol, valoró que "fue el retiro soñado con un gran partido" de su equipo al golear esta noche a Colón de Santa Fe (3-1), en el estadio José Amalfitani por la 15ta fecha de la Superliga.

"Les había pedido a mis compañeros que me regalaran un gran partido y cumplieron, fue una fiesta completa", señaló, visiblemente conmovido, el "Poroto" Cubero en rueda de prensa, en el espacio que le dejó a su disposición el técnico Gabriel Heinze.

"Venía pensando en esto desde junio y fue el retiro soñado", indicó quien se iniciara en la Liga Marplatense para pasar a Vélez en 1996, año en que debutó en primera como volante central, el 17 de noviembre.

Fue el "maestro" Óscar Tabarez, actual técnico de la selección uruguaya, quien -cuando condujo al equipo de Liniers- lo ubicó de marcador lateral derecho y lo "ayudó mucho" en su carrera, reconoció el jugador, de 40 años.

"Me voy muy feliz de haber finalizado mi carrera en este club, donde pasé más de veinte años, es como mi casa, en Vélez tuve mi crecimiento como futbolista", refirió quien más veces defendió la camiseta de la 'V", en 634 partidos -incluido el de la despedida de esta noche- entre torneo locales e internacionales, convirtiendo 17 goles.

Por su profesionalismo y por la enjundia que ponía en la cancha en cada pelota que disputaba, supo ganarse la gran estima de la parcialidad velezana, que lo despidió con una gran ovación, como las que merecen y reciben los ídolos de cada club.

En un momento como éste no pudo olvidarse de hacer referencia al técnico Carlos Bianchi y al profesor Julio Santella, al aseverar que fueron como sus "padrinos" y quienes lo impulsaron a "seguir siempre adelante".

"Espero seguir ligado al club, me retiré en el lugar que me quería retirar y con seis títulos en la institución", fueron los últimos conceptos que pudo hilvanar Cubero, quien, embargado por la emoción, se quebró hasta las lagrimas y ya no pudo continuar en su última entrevista como futbolista ante los representantes de la prensa