En el regreso de Platense luego de 22 años al futbol mayor venció a Argentinos en el Diego Maradona

En el regreso de Platense luego de 22 años al futbol mayor venció a Argentinos en el Diego Maradona

Platense venció hoy 1-0 como visitante a Argentinos Juniors en el estadio Diego Armando Maradona, por la segunda fecha de la Zona A de la Copa de la Liga.

Jorge Pereyra Díaz fue el autor del único gol del encuentro más esperado por el Marrón en décadas. Los de Gabriel Milito, por su parte, acumulan dos caídas en sus dos primeros juegos del torneo.

El Bicho y el Calamar se reencontraron esta tarde en Primera División, después de más de dos décadas. Para la visita fue su regreso a la máxima categoría, porque se postergó su juego por la primera fecha frente a Sarmiento, el otro ascendido. Platense volvió a jugar en la élite del fútbol argentino después de casi 22 años, y fue nada menos que con victoria en el clásico.

El último enfrentamiento entre ambos en La Paternal se había producido hace 39 años, antes de la remodelación del estadio de Argentinos. El 8 de septiembre de 1982 empataron 1-1 en Juan Agustín García y Boyacá. Sergio Checho Batista convirtió para Argentinos y Roberto Cecilio Cabral para el elenco de Saavedra. Luego se enfrentaron en varias oportunidades entre 1983 y 1999, pero con el Bicho como local en los estadios de Ferro, Atlanta y Vélez.

El arranque del partido fue frenético. Al minuto de juego, Jorge De Olivera se lució con una tapada ante un remate de Mateo Coronel. A los 3, Franco Baldasarra no llegó por un milímetro a empujar el balón sobre la línea del arco de Argentinos, tras un centro bajo de Hernán Lamberti desde la derecha.

Luego, las llegadas de riesgo fueron todas del dueño de casa. A los 13, Jonathan Gómez disparó cerca del poste derecho. Diez minutos más tarde, Coronel definió desde el punto del penal y la pelota salió pegada al ángulo superior izquierdo. En la última de la etapa, a los 42, De Olivera volvió a destacarse para taparle un mano a mano a Gabriel Ávalos, quien buscaba facturar un buen contraataque que encabezó Elías Gómez.

Poco pasaba en el segundo período, a ambos equipos parecía que se les habían acabado las ideas. Pero a los 38 combinaron dos que habían ingresado en el Calamar para quedarse con el premio mayor de la tarde.

Gastón Gerzel luchó ante un dormido Kevin Mac Allister, llegó hasta el fondo por izquierda y le puso el balón en la cabeza a Pereyra Díaz, quien no perdonó y le puso su sello al resultado final.