APTASCH : Nueva jornada de protesta en la provincia pidiendo protección a los trabajadores y soluciones a la crisis en salud pública

APTASCH :  Nueva jornada de protesta en la provincia pidiendo protección a los trabajadores y soluciones a la crisis en salud pública

La Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) encabezó en la mañana del martes una Jornada de Protesta de Salud Pública, que fuera convocada a nivel nacional por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) y en la provincia por la CTA Autónoma.

El reclamo se realizó en toda la provincia, tanto en los hospitales como en los diferentes lugares de trabajo, y en ese marco, el Secretario General de APTASCH, Dr. Ricardo Matzkin, afirmó que “esta es una jornada de protesta, sin paro de actividades, en el marco de una jornada que es nacional, donde plantemos tres ejes principales de nuestro reclamo: el más angustiante sin dudas es el tema de la protección de los trabajadores de la salud”.

“Tanto en el Perrando, donde la situación es más crítica, como en muchos otros lugares, no contamos con elementos de protección suficiente. Los contagios entre el personal de salud se siguen sumando y, a pesar de haber reclamado en numerosas oportunidades, no tenemos cifras oficiales actualizadas de la cantidad de infectados entre el personal de salud”, agregó.

Sobre este último punto, detalló que “la última cifra oficial la tuvimos el 15 de abril, y en ese momento eran cerca de 63 los contagios, de los cuales 49 eran del Perrando, y las cifras han seguido creciendo. Nosotros estimamos que al día de hoy son más de 200 pero no tenemos el dato oficial”.

Sobre la gravedad de esa situación, manifestó que “en esto hay una afectación, por un lado, a la vida y a la salud del trabajador, y por otro, una afectación al sistema porque tenemos cada vez menos recambios, no tenemos personal suficiente para la atención”.

Por todo esto, desde APTASCH insisten en la necesidad de la implementación de manera urgente del Programa Nacional de Protección de los Trabajadores de Salud, aprobado por Ley y que la semana pasada fue activado por el Ministerio de Salud de la Nación”.

El segundo punto central de reclamo tiene que ver con la precarización laboral de miles de trabajadores de salud pública “que requieren una inmediata solución, ya que se trata de personas que, aún sin tener lo derechos laborales que le corresponden ni ningún tipo de cobertura, son los que todos los días están sosteniendo el sistema de salud”, afirmó Matzkin.

El tercero de reclamo tiene que con “la necesidad inmediata de que el gobierno convoque a negociar con los gremios para reabrir la discusión paritaria, algo que tenía que haberse hecho hace más de un mes y el Gobierno no cumplió con su palabra”

“El Hospital Perrando es uno de los focos de mayor preocupación”

Mazkin manifestó que “la situación del Hospital Perrando es muy crítica y es punto más sensible hoy por hoy en la provincia, y aquí no solo es donde están los mayores casos de contagios, sino que además es donde se concentra la mayor cantidad de trabajadores precarizados”.

Entre otros problemas que se observan en el principal nosocomio provincial “no se habilitaron lugares de aislamiento para los casos moderados, para cortar la cadena de contagio, y no existe comunicación del comité de expertos hacia los trabajadores”.

“Los trabajadores sienten que no reciben el respaldo de la ministra ni autoridades del ministerio, no hay ningún gesto hacia ellos, mientras el pago del bono sigue esperando”

“El reclamo es constante por los equipos de Protección Personal en los distintos servicios, suficiente en cantidad y de calidad adecuada. Recientemente se hicieron entrega de 400 barbijos N95 y camisolines, lo que alcanzaría solamente para una semana, por ejemplo”. Muchas veces, la dirección del hospital informa la existencia de los elementos, pero estos no llegan a los trabajadores en sus puestos de trabajo. Por ello, es necesario el seguimiento de la distribución de elementos de protección a los distintos servicios, con participación de los trabajadores”.

En relación a los profesionales, “faltan recursos humanos para cubrir las áreas críticas, y hay una gran cantidad de trabajadores precarizados, mal pagos y sin ningún tipo de cobertura, y residentes que cubren la mayor parte de las tareas en las áreas críticas: guardia, consultorios febriles, salas Covid, etc. A estos últimos no sólo se les congeló el cambio de nivel que se debe producir todos los años en junio, sino que, en algunos casos, sufrieron rebajas en sus ingresos, al tiempo que sufren una sobre-exigencia laboral”.

Otras dos falencias señalas tienen que ver con que “no hay buena coordinación ni comunicación de la UCCEM con el hospital desde que la primera fuera desvinculada del ámbito de Salud Pública; la línea 0800 no atiende o demora mucho en atender y también en comunicar los resultados positivos a los pacientes domiciliarios; y, además, no hay implementado aún un protocolo de tratamiento con plasma convaleciente, con la cantidad de casos graves en la provincia”.

Desde APTASCH destacaron la gran participación de trabajadores en esta jornada de reclamo, que en Resistencia tuvo su centro en el Hospital Pediátrico, pero se replicó en otros establecimientos como ser los hospitales y centros de salud de Barranqueras, General San Martín, Juan José Castelli, Sáenz Peña, Villa Ángela, Las Breñas y Charata, entre otros.